El paro disminuye en la Región de Murcia siguiendo la dinámica del resto de España

  • Los datos del paro de diciembre de 2019 frenan la tendencia alcista del 2019 pero no varían los colectivos más afectados ni cambia la temporalidad en las contrataciones.

CCOO continua exigiendo el desbloqueo de la negociación colectiva, la derogación de la reforma laboral, una apuesta activa por las políticas de empleo, luchar contra el fraude laboral y fiscal, un cambio del modelo productivo hacia un trabajo decente, que elimine la brecha salarial, la temporalidad y la parcialidad en la contratación, elementos que no hacen más que contribuir al bucle de la precariedad y generar trabajadores y trabajadoras pobres sin expectativas de futuro.

03/01/2020.

En la Región de Murcia el paro ha disminuido en 1.683 personas, situando las cifras de desempleados en 98.941 personas ( 39.221 hombres y 59.720 mujeres) lo que significa un descenso total del 1,67%.

En la actualidad, el 60% de las personas en paro son mujeres y las personas menores de 25 años suman el 10% en igual proporción respecto al sexo.

Por sectores, la mayor bajada la agrupa el sector Servicios con -1452 personas aunque continua aglutinando al 65% del paro registrado. En segundo lugar ha disminuido el paro en agricultura en 569 personas. Por otro lado Construcción es el único sector en el que se ha elevado el paro con 453 personas más.

Respecto a los contratos, en diciembre se han realizado 71256 contratos, 7190 menos que en noviembre y 817 menos que tasa anual. Los contratos temporales han disminuido su porcentaje 7,52 sobre el mes de Octubre y 1,29 en tasa anual, si bien la distribución de la contratación continua en el 91% son temporales y el 9% indefinidos.

Respecto a las afiliaciones a la Seguridad social permanecieron similares a las del mes de Noviembre con un incremento mínimo en el sistema especial agrario.

CCOO RM considera que la precariedad laboral es la causa del empobrecimiento de la población y exige el desbloqueo de la negociación colectiva, la derogación de la reforma laboral, una apuesta por las políticas activas de empleo desde las instituciones, dotación de más recursos a la inspección de trabajo para que pueda luchar contra el fraude, un cambio del modelo productivo hacia un trabajo decente, que elimine la brecha salarial, la temporalidad y la parcialidad en la contratación, elementos que no hacen más que contribuir al crecimiento de una enorme bolsa de trabajadores y trabajadoras pobres y en la región que no pueden llegar a fin de mes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.