Más de cien personas secundan en Murcia la huelga por un convenio digno en Infantil pese a las amenazas de despido

    21/05/2019.

    URL | Código para insertar

    Trabajadoras de Infantil muestran su malestar por un convenio injusto.

    Trabajadoras de Infantil muestran su malestar por un convenio injusto.

    Pese a las hostilidades y obstáculos planteados por las patronales, con amenazas veladas de no renovación en la contratación, un centenar de trabajadoras en Educación Infantil se manifestaron este martes ante la sede de la CROEM, en Murcia para reivindicar un salario digno y un convenio justo.

    “Hay gente que no viene a la concentración porque sus superiores en los centros les ponen malas caras. Cobran un salario tan pequeño que encima te descuentan bastante dinero por faltar un día de trabajo. Encima de tener una situación paupérrima todos los meses, encontrarte con menos dinero o malas caras o amenazas insinuantes de despido hacen que tengamos miedo a perder nuestro trabajo aunque sea poco dinero el que cobremos”, lamenta una afiliada de CCOO Enseñanza rodeada de compañeras molestas por sus condiciones laborales.

    Desde la Federación denunciamos que, tras la actualización del Salario Mínimo Interprofesional, se ha actualizado el sueldo que perciben las educadoras infantiles, fijándose diferencias importantes entre los que es gestión directa e indirecta y perpetuando la precariedad en gestión directa; es decir, la escuela infantil de barrio, de toda la vida, que constituye el 80 % de este colectivo.

    A nivel nacional, más de un 80% de las trabajadoras de escuelas privadas y de gestión indirecta han secundado el paro, expresando su malestar con la previsible firma del nuevo convenio laboral, que cronificará la precariedad de un colectivo con una elevada responsabilidad en una etapa tan importante en el desarrollo de niños y niñas como la de 0 a 3 años.

    El seguimiento está siendo masivo especialmente en aquellas comunidades autónomas en las que no se habían fijado servicios mínimos o estos no eran excesivamente estrictos. Las movilizaciones se están sucediendo en todo el Estado y en territorios como Galicia, Castilla y León, Madrid, Cataluña y Andalucía están siendo muy concurridas, en un ambiente reivindicativo.

    El sector ha dejado muy claro que las prioridades de las trabajadoras pasan por el reconocimiento profesional de las tareas que vienen desarrollando. La formación y la responsabilidad que asumen no se corresponden en absoluto con las retribuciones irrisorias que vienen percibiendo. Los 930 euros brutos que el nuevo convenio pretende establecer de salario base para las educadoras es muestra del ninguneo y desprecio hacía un colectivo con retribuciones congeladas desde hace más de siete años.

    El progreso psicomotriz, afectivo, intelectual y social del niño/a, potenciado en esta etapa educativa, es posible gracias al trabajo que desarrollan estas educadoras, que a cambio ven cómo se pacta la pobreza laboral en un nuevo texto de convenio que no aporta soluciones a las múltiples dificultades que surgen en el día a día y que perpetúa la precariedad laboral en el sector, ahondando la brecha salarial por cuestión de género.

    CCOO Enseñanza confía en que estas movilizaciones sean un revulsivo para que las organizaciones patronales y sindicales presentes en la Mesa Negociadora del nuevo convenio colectivo se sensibilicen con el evidente rechazo del sector ante un texto que condena a la precariedad a sus trabajadoras.

     

    Audios asociados

    Una afiliada a CCOO Enseñanza explica el miedo de compañeras a manifestarse.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.