CCOO demanda al Gobierno Regional una revisión de la política migratoria

    El martes pasado se desarticuló una red de inmigración ilegal en Torre Pacheco. La organización criminal desmantelada trasladaba desde Serbia con destino a España a inmigrantes para hacer trabajos agrícolas y para ello usurpaban la identidad de otros conciudadanos los cuales percibían una parte del sueldo, y en esta situación debían permanecer durante tres años para poder pedir su regularización a través de la vía de arraigo social. Todo esto apunta claramente a que las mafias de trata de personas tienen una gran capacidad de burlar los mecanismos de control en la UE.

     

    26/05/2018.
    Inmigrantes

    Inmigrantes

    CCOO manifiesta que es necesario que la UE establezca mecanismos que, además de ordenar el flujo migratorio, garanticen la seguridad de estas personas que, con toda probabilidad son víctimas de esas mafias sufriendo condiciones laborales de abuso. Al tiempo que se insta al Delegado de Gobierno de la Región de Murcia a que arbitre los medios necesarios para que no vuelvan a suceder situaciones de tráfico de seres humanos y que haga cumplir toda la normativa relativa a los derechos fundamentales y a las libertades reconocidas en la Constitución y que se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Tratados y Acuerdos Internacionales sobre las mismas materias ratificados por España.

    Desde CCOO se insiste en buscar fórmulas de diálogo social regional estable, así como realizar el seguimiento de la contratación de trabajadores y trabajadoras extranjeras de temporada o campaña ya que el fraude debe ser perseguido y condenado. Por ello instamos a las diferentes organizaciones y administraciones públicas (Inspección de Trabajo, Administración Tributaria…) a realizar actuaciones conducentes a hacer aflorar la economía sumergida y prestando especial atención al mundo rural, donde existen explotaciones agrícolas en las que predominan trabajadores y trabajadoras inmigrantes, bien con carácter permanente o estacional, en las que sufren abusos por parte del empresariado, que tienden a perpetuarse en sus prácticas impunes, por la sensación de que los mecanismos de control no operan.

    Esta mala praxis también se desarrolla en el ámbito urbano, sobre todo en los sectores de la hostelería y el servicio doméstico, los cuales deberían ser objeto de una especial atención, por la concentración de trabajadores y trabajadoras extranjeras en situaciones de economía informal.

    Por todo ello, este sindicato reclama al Gobierno Regional una revisión de la política migratoria y en particular a Nuria Fuentes García-Lax, Directora General de Relaciones Laborales y Economía Social, que de forma inmediata, impulse la convocatoria de la mesa de seguimiento de contrataciones de las ETT,s y de las empresas de servicio al objeto de realizar un análisis de los ámbitos laborares en los que más irregularidades se producen para poder proponer medidas concretas de actuación que puedan poner fin a estas condiciones abusivas en determinados sectores laborales.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.