Con la justicia patriarcal hemos topado

    CCOO RM reprueba que el Consejo General del Poder Judicial ejerza una evidente discriminación sexual en el acceso a la presidencia del Tribunal Superior de Murcia. Artículo de Anna Mellado, Secretaria de las Mujeres e Igualdad y de Juventud.

    15/01/2018.
    mazo de juez

    mazo de juez

    Es un hecho que la discriminación sexual en el ámbito laboral es habitual para las mujeres y ésta se sufre, sobre todo cuando se trata de promoción profesional, pero lo lamentable es que un organismo como el Consejo General del Poder Judicial la ejerza pública y ostentosamente, cuando debiera ser un referente de justicia, igualdad y respeto de la dignidad de las personas.

    Es inaceptable que el Consejo General del Poder Judicial relegue por segunda vez a Pilar Alonso Saura, como futura presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, una candidata cuyos méritos son objetivamente muy superiores a los del otro candidato Pascual de Riquelme. De forma autoritaria, nada democrática y sin argumentos razonables, el Consejo General del Poder Judicial sigue empeñado en posicionar un candidato por encima de la sentencia del Tribunal Supremo que había fallado a favor de Pilar Alonso.

    Es triste tener que recordar a determinadas personas expertas en leyes, que según la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, en el artículo 6, punto 2 se cita textualmente:

    “Se considera discriminación indirecta por razón de sexo la situación en que una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros pone a personas de un sexo en desventaja particular con respecto a personas del otro, salvo que dicha disposición, criterio o práctica puedan justificarse objetivamente en atención a una finalidad legítima y que los medios para alcanzar dicha finalidad sean necesarios y adecuados. “

    ¿Cuál es la finalidad legítima para relegar a Pilar Alonso Saura? Mientras no haya una respuesta razonada y objetiva, y sabemos que no la habrá, porque no hay un argumento aceptable para la discriminación sexual, le seguiremos imputando al Consejo General del Poder Judicial ser causante de una grave y evidente discriminación sexual, de no respetar una ley orgánica fundamental para la sociedad española, y de perpetuar el patriarcado más reaccionario y conservador. Con la justicia patriarcal hemos topado.

    Anna Mellado, Secretaria de las Mujeres e Igualdad y de Juventud

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.