Se alcanza un acuerdo para que 700 personas eventuales del Pozo Alimentación, tengan un contrato fijo.

    Después de un año de negociación en el día de ayer y en los locales de la Inspección de Trabajo de Murcia alcanzaron el acuerdo definitivo.

    19/12/2017.

    Los sindicatos que representan a las personas que trabajan en El Pozo Alimentación en el día de ayer y en los locales de la Inspección de Trabajo de Murcia alcanzaron el acuerdo definitivo después de un año de negociación para transformar 700 contratos eventuales en fijos. Con este acuerdo se hace justicia ya que afecta a trabajadores y a trabajadoras   hoy en activo en la empresa y  también hoy están en desempleo pero que llevan muchos meses incluso en algunos casos años que prestaron servicios en la citada empresa, dicho de otra manera, quienes más jornadas han trabajado en la empresa en los últimos años.

    En enero del próximo año, se realizaran las primeras 250 transformaciones y en los siguientes dos años el resto hasta alcanzar las 700. Así mismo se garantiza que en el futuro el máximo de eventuales no supere en ningún caso el 30% del total de la plantilla. Otro de los temas importantes fue someter a arbitraje aquellos puestos de trabajo que plantean riesgos ergonómicos y que no haya sido posible consensuarlo en la mesa que al respecto se ha compuesto para el estudio del conjunto de los puestos de trabajo y que velará por la salud de los trabajadores y de las trabajadoras  en aquellos puestos que tengan riesgos de enfermedades profesionales.

    El arbitraje siempre lo realizará personal Técnico homologado que se elegirá de mutua acuerdo entre la dirección de la empresa y la  representación legal de las personas trabajadoras. Recordar que la empresa aplica el convenio básico de industrias cárnicas de ámbito Nacional, que recoge un salario por categorías profesionales y un sistema de incentivos, cuestión esta que viene aplicando la empresa prácticamente desde su constitución, el sistema de incentivos hasta finales de los 90, fue un sistema pacífico en cambio en los últimos años han provocado movilizaciones y en algún caso, sentencias contradictorias.

    Por ello las partes han acordado que en aquellos puestos de trabajo donde la empresa y la representación legal de los trabajadores y las trabajadoras no se pongan de acuerdo en la medición de incentivos también se someta a arbitraje de personal Técnico homologado, el objetivo fundamental es que se aplique bien el sistema de incentivos y sea muy ágil la respuesta definitiva, ya que la resolución del árbitro será de obligado cumplimiento para ambas partes.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.